EXTRACCION DE LA PIEDRA DE LA LOCURA ALEJANDRA PIZARNIK PDF

No mi voz obstinada en parecer una voz humana sino la otra que atestigua que no he cesado de morar en el bosque. Te deseas otra. La otra que eres se desea otra. Pasa que no es verde y ni siquiera hay una alameda. Perdida por propio designio, has renunciado a tu reino por las cenizas. Quien te hace doler te recuerda antiguos homenajes.

Author:Fenribei Goltisho
Country:Fiji
Language:English (Spanish)
Genre:Travel
Published (Last):11 October 2016
Pages:367
PDF File Size:11.47 Mb
ePub File Size:14.2 Mb
ISBN:478-2-18195-998-2
Downloads:24895
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Zugami



Es el despertar a las ofrendas. Continuidad No nombrar las cosas por sus nombres. La luz se amaba en mi oscuridad. Ruysbroeck La luz mala se ha avecinado y nada es cierto. No mi voz obstinada en parecer una voz humana sino la otra que atestigua que no he cesado de morar en el bosque. Te deseas otra. La otra que eres se desea otra. Pasa que no es verde y ni siquiera hay una alameda. Perdida por propio designio, has renunciado a tu reino por las cenizas.

Quien te hace doler te recuerda antiguos homenajes. No obstante, lloras funestamente y evocas tu locura y hasta quisieras extraerla de ti como si fuese una piedra, a ella, tu solo privilegio. Pero no hables de los jardines, no hables de la luna, no hables de la rosa, no hables del mar.

Habla de lo que sabes. Es tan oscuro, tan en silencio el proceso a que me obligo. Oh habla del silencio. No quiero saber. En ti es de noche.

Haberse muerto en quien se era y en quien se amaba, haberse y no haberse dado vuelta como un cielo tormentoso y celeste al mismo tiempo. Trampas de vocales. Todas las pestes y las plagas para los que duermen en paz. No dije , para ser dos hay que ser distintos. Yo estoy fuera del marco pero el modo de ofenderse es el mismo. Sin piel ni huesos andan los animales por el bosque hecho cenizas. Mares y diademas, mares y serpientes.

Grietas y agujeros en mi persona escapada de un incendio. Escribir es buscar en el tumulto de los quemados el hueso del brazo que corresponda al hueso de la pierna.

Miserable mixtura. Y es sin gracia, sin aureola, sin tregua. Vuelves a ella y ya no importa entender o no. Vuelves a salir y no entiendes. Si no vino es porque no vino. Nada esperabas de su venida. Todo lo esperabas. Nada pretendo en este poema si no es desanudar mi garganta. Se transmuta, te transmite. Tanto que hacer y yo me deshago. Te excomulgan de ti. Agua dolorosa. Mi violencia de vientos rojos y de vientos negros. No pasa. Ruinas de un templo olvidado. Si celebrar fuera posible.

Te los prevengo y te lo previne. Te lo digo, te lo dije. Te desposees. Te desunes. Te lo predije. Te llevas, te sobrellevas. De haberla tenido cerca, hubiese vendido mi alma a cambio de invisibilizarme. En un himno harapiento rodaba el llanto por mi cara. Noche compartida en el recuerdo de una huida Golpes en la tumba. Al filo de las palabras golpes en la tumba. Desviarme hacia mi muchacha izquierda manchas azules en mi palma izquierda, misteriosas manchas azules, mi zona de silencio virgen, mi lugar de reposo en donde me estoy esperando.

Escucho mis voces, los coros de los muertos. Atrapada entre las rocas: empotrada en la hendidura de una roca. Suenan las trompetas de la muerte.

Imitas viejos gestos heredados. Si se intensifica el rastro de los animales nocturnos en las inscripciones de mis huesos. Linterna sorda Los ausentes soplan y la noche es densa. Toda la noche hago la noche. Toda la noche escribo. Palabra por palabra yo escribo la noche. Mi ser reventando sentires. Toda yo bajo las reminiscencias de tus ojos.

Quiero rehuir la inquietud de tus labios.

LE GRAND LIVRE DES TESTS PSYCHOTECHNIQUES DUNOD PDF

Extracción de la piedra de locura

La noche tiene la forma de un grito de lobo. XV Delicia de perderse en la imagen presentida. El agua tiembla llena de viento. Una mano desata tinieblas, una mano arrastra la cabellera de una ahogada que no cesa de pasar por el espejo.

ICF-SW77 SERVICE MANUAL PDF

Extracción de la piedra de la locura by Alejandra Pizarnik

La noche tiene la forma de un grito de lobo. XV Delicia de perderse en la imagen presentida. El agua tiembla llena de viento. Una mano desata tinieblas, una mano arrastra la cabellera de una ahogada que no cesa de pasar por el espejo. Volver a la memoria del cuerpo, he de volver a mis huesos en duelo, he de comprender lo que dice mi voz.. No mi voz obstinada en parecer una voz humana sino la otra que atestigua que no he cesado de morar en el bosque. Te deseas otra.

REINFORCED CONCRETE STRUCTURES ANALYSIS AND DESIGN DAVID FANELLA PDF

Alejandra Pizarnik

.

Related Articles